Correr 30 minutos

Los peligros del sobre-entrenamiento al correr 30 minutos

La importancia del descanso para correr 30 minutos

Cuando decidimos correr 30 minutos de manera consistente y nos ponemos manos a la obra para elaborar un plan de entrenamiento, lo primero que hacemos es pensar cuantos días y cuanto tiempo vamos a correr cada uno de ellos. Sin embargo, es muy importante establecer los periodos de descanso, necesarios e imprescindibles, ajustados a la carga de entrenamiento determinado para alcanzar el objetivo elegido.

Para correr 30 minutos consistentemente, es necesario respetar los tiempos de descanso. Debemos de dar la oportunidad a nuestro cuerpo de recuperarse del esfuerzo realizado. Cada vez que salimos a correr, obligamos a nuestro cuerpo a realizar un esfuerzo del que debe recuperarse para poder seguir dando el máximo.

Hay dos momentos en los que es muy fácil caer en el sobre-entrenamiento:

  • El primero es cuando estamos empezando. Podemos caer en el error de establecer un calendario de entrenamiento demasiado ambicioso. Esto suele ocurrir cuando no somos realistas y pretendemos llegar demasiado pronto a nuestro objetivo o cuando somos demasiado optimistas respecto a nuestro estado de forma actual. Establece un plan de entrenamiento conservador, siempre es más fácil incrementar la carga de entrenamiento cuando se ve necesario que al revés.
  • El segundo momento es precisamente ese. Hemos establecido un plan de entrenamiento conservador y llevamos un tiempo saliendo a correr 30 minutos consistentemente, por lo que consideramos que estamos listos para aumentar la carga antes de tiempo. En este caso nuestros entrenamientos tienen ya una cierta duración así que lo que aumentamos son las probabilidades de lesionarnos al forzar más de lo que nuestro cuerpo está preparado para soportar.

Si no descansamos lo suficiente nos sentiremos cansados, no sólo durante los entrenamientos, sino a lo largo de todo el día, lo que afectará a nuestro rendimiento profesional y a nuestra vida personal. Si nuestros músculos no se recuperan no rinden cuando corremos 30 minutos, lo que hará que nuestro entrenamientos sean poco motivadores, al tener una sensación de que no progresas, lo que puede hacer que termines por no salir a correr.

Si somos capaces de superar las ganas de abandonar y forzamos a nuestro cuerpo a continuar, tarde o temprano nos lesionaremos, lo que nos obligará a parar y descansar de manera obligatoria. En ambos casos esta situación supondrá un retraso o incluso un parón en nuestro objetivo de correr 30 minutos consistentemente, ya que retomar el camino siempre es complicado tras un periodo de inactividad prologado.

Descansar implica dormir las horas necesarias y respetar los días planificados para descansar. Esos días también forman parte del plan establecido para alcanzar el objetivo que nos hemos marcado. No te los saltes.

Respetas los tiempos de descanso? Caes en periodos de sobre-entrenamiento seguido por periodos de inactividad?Cómo consigues ceñirte a tu plan de entrenamiento?…  espero tus comentarios!

Suscríbete  a nuestra lista de correo y no te perderás ninguna entrada!

Saludos.
hqrunner.

photo credit: Ed Yourdon via photopincc

Únete al movimiento hqrunner!
... date de alta y recibe la primera parte de la guía
iconoPortada  

Correr consistentemente sin lesiones

Conoce los errores que te impiden correr de manera habitual y como corregirlos.

Olvídate de dolores y lesiones!... Disfruta corriendo!

* Podrás darte de baja de manera inmediata en cuando lo desees

Tags:

No comments yet.

Leave a Reply